Ronroneamos y ronroneamos

PitaPata Cat tickers

domingo, 9 de junio de 2013

Los gatos que se escapan


Es muy frecuente que nuestro gato se vaya de casa por un tiempo más o menos largo, por más bien que esté en ella, puede ser por unas horas, por un día o por más tiempo.
Hablamos siempre de los gatos castrados, pero desgraciadamente la castración no siempre acaba con este problema, pues los intereses que llevan al gato a pasear fuera de nuestro hogar no siempre tienen que ver con el apareamiento. 

Estas escapadas son perfectamente normales y habituales aunque sumamente peligrosas.
Los gatos  salen de  casa por su naturaleza curiosa y aventurera, que les lleva a querer explorar nuevos territorios (los gatos son siempre muy territoriales).
Otras veces sienten el instinto cazador y persiguen toda clase de animalitos, pero no sólo por comérselos, sino también por jugar, para entretenerse.

Para intentar controlar las excursiones de nuestro gato lo único eficiente es intentar  eliminar las vías de salida, teniendo en cuenta que los gatos son excelentes trepadores, que saltan desde alturas increíbles y sobre todo que son muy atrevidos y astutos. 
Ayuda bastante el ofrecerles suficientes distracciones en casa: jugar con ellos y proveerles de objetos que les gusten con los que se puedan entretener solos, que siempre tengan comida y agua a su disposición y su bandeja sanitaria bien limpia.

La castración lo más temprana posible no sólo evitará el vagabundeo de origen sexual sino que puede ayudar a evitar que quiera pasear fuera de nuestro hogar ya que así evitamos que sea una conducta que se afiance y que luego será muy difícil de erradicar. 
Es importante intentar acabar con el deambular de nuestro gato lo antes posible, pues las consecuencias pueden ser muy negativas; accidentes, envenenamientos, atropellos, perderse, desorientarse, caer en manos de los maltratadores de siempre.  

Aunque esta sea una conducta completamente normal no es lo más deseable y no significa que el gato se encuentre a disgusto en casa, sino que le encanta deambular al aire libre. 
 Conviene tenerlo al día de vacunas y ponerle alguna identificación.
Tener especial atención cuando traemos un gato a casa por primera vez, sea bebito o adulto ya que a los gatos los cambios no le gustan y tienden a la fuga, por lo menos en los primeros días.

Cuando vuelven a casa,  es conveniente revisarlo a fondo pues puede traer parásitos externos o internos, alguna enfermedad o heridas infectadas.

2 comentarios:

  1. Es verdad que algunos gatos después de castrados aun quieren el paseito, Minino antes de castrarlos intentaba escapar pero ahora se acerca a la puerta y te mira, lo pide , pero ya no intenta escapar .

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué suerte! que ya no desea salir, hay otros que hasta de muy viejitos lo hacen :(

    ResponderEliminar