Ronroneamos y ronroneamos

PitaPata Cat tickers

martes, 16 de abril de 2013

La historia de una abuela y su gato

Misao y Fukumaru
"Bajo el sol, cada día es un buen día. 
Otro buen día, Fukumaru"

Con esta frase, comienzan todos los días de Misao y su gatito Fukumaru

Miyoko Ihara una prestigiosa y joven fotógrafa japonesa, con varios premios en su haber
Realizó un libro de fotografías sobre su abuela Misao y su inseparable compañero Fukumaru
Al sentir que su abuela ya estaba muy mayor decidió que un gran homenaje para ella era tomar fotografías de su vida cotidiana  y la de su gato.
Dejando testimonio de la intensa relación de ambos
y de la vida diaria de una anciana campesina
La abuela Misao mima mucho al gatito Fukumaru al que también le festeja su cumpleaño

La abuela Misao es una campesina que a pesar de sus muchos años trabaja en las duras tareas de campo como lo hizo toda su vida.
Siempre acompañada en todo momento del encantador y fiel Fukumaru compartiendo todos sus momentos
Fukumaru la acompaña inseparablemente en el trabajo del campo y en los momentos de descanso dentro de la casa.
La abuela Misao encontro a Fukumaru siendo muy pequeñito en un cobertizo
Lo cuidó con esmero y mucho amor
¡¿qué otra cosa necesita un pequeño gatito abandonado?!
A Misao le llamó la atención sus ojos que son de diferentes colores, como así también la belleza de su manto blanco.
Lo llamó Fukumaru, que vendría a traducirse, más o menos como:
"El dios que cierra el círculo de la buena suerte"
 Fukumaru es sordo, cosa bastante común en los gatitos blancos.
La abuela Misao está casi sorda también,por eso entre los dos se desarrolla esa comunicación absolutamente visual, 
que es tan apreciada por los gatos
Parece que a la abuelita Misao le gustan las mismas cosas que adoran los gatos como dormir al sol.
¡Hay que avisarle que a los gatos blancos les hace mal el sol!
Sus amigas y familiares comparten las visitas con Fukumaru
También los visitan amigos peludos de los alrededores
¿quién se querría perder la amistad de estos dos seres tan encantadores?
La abuela a veces cocina cosas aburridas...
Pero otras veces sus comidas son más interesantes, mmmnn... ¡por fin algo bueno!
Y así transcurre la vida apacible de esta encantadora pareja: trabajo duro, descanso en compañía y buena vida social.
Fukumaru no desperdicia momento para prodigarle su amor
Cuando un gatito nos besa nos demuestra un profundo amor
Misao pasa sus  últimos años rodeada de amor y la belleza y paz del entorno campestre
El libro de fotos de Miyako está lleno de belleza, con la sencilla sabiduría de una anciana campesina japonesa reflejada en su vida cotidiana. 

4 comentarios:

  1. Me encanta a historia, son fotografías muy enternecedoras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, es una historia llena de una sencilla sabiduría y belleza

      Eliminar
  2. Que gratificante historia ,eres especial en buscar y conseguir historias fascinantes,te felicito me ha conmovido.He estado retrasado con las "elecciones" pero sigo preocupado por tu gatita Blanquita,como sigue.Gaticariños de Merlina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola queridos amigos: es realmente una historia muy enternecedora y llena de serena sabiduría, un gran trabajo de la artista que es la nieta de Misao, fotos llenas de talento y de amor.
      Mi Blanquita se ha recuperado muy bien, por suerte, gracias por preguntar y muchos saludos desde Argentina al gran pueblo venezolano muy caro a nuestros corazones de hermanos.

      Eliminar