Ronroneamos y ronroneamos

PitaPata Cat tickers

sábado, 16 de junio de 2012

La pintora de Gatos Hogareños Henriëtte Ronner-Knip

Henriëtte Ronner-Knip fue una pintora holandesa que reflejó con gran talento, tiernas escenas familiares y domésticas en interiores de hogares  llenos de dulzura y calidez.
Famosa y reconocida por su obra dedicada a la naturaleza, pero en especial a sus amados gatos y perros.
Sus protagonistas principales son los gatos, gatitos, madres gatas y de vez en cuando algunos perritos miniatura, casi siempre acompañados por gatos.
En la gran producción de Henriëtte Ronner-Knip está reflejada toda la actividad de los gatos y gatitos, en sus expresiones, juegos, movimientos, características y costumbres .
La mayoría de las escenas que pinta es en interiores, no obstante en algunas ocasiones refleja las costumbres externas gatunas pero siempre alrededor de la casa del gato.
¿Qué gato despreciaría este delicioso bocado que le ofrece la naturaleza?
Muchísimas de sus pinturas reflejan los juegos y travesuras de adorables gatitos bebés bajo la atenta mirada de la gata madre.
Mayormente Henriëtte Ronner-Knip pintó con óleo, material bastante difícil para darle tanta precisión y detalles que expresan sus hermosas obras de arte.
También usó otros materiales como carbonilla, lápiz y tinta, pero en menor proporción.

Sus graciosos modelos de la familia gatuna, están reflejadas en distintos lugares de un hogar burgués de finales de 1850, desde los lugares de trabajo, como en este cuadro, un escritorio.
Todos sus gatitos gozan de plena libertad para sus juegos y travesuras como si gozaran de una mirada divertida y cómplice para sus movimientos.

Henriëtte Ronner-Knip incluye pequeños perritos miniatura que generalmente se encontraban en los interiores de las viviendas, en este cuadro un Bichón Maltés, un pequeño Spaniel y un Spitz.
Todos los perros parecen amenazar a un gato muy enojado, tal vez por el plato de comida que está en el suelo.

Henriëtte Ronner-Knip pintó principalmente gatos muy peluditos, que le otorgan a su obra mucha belleza y un encanto muy romántico, muy de moda por la época de la pintora.
En las escenas hogareñas que nos muestra, no sólo los gatos y gatitos juegan y
andan libremente por todos los rincones de un hogar, sino también los pequeños perritos, como el Maltés del cuadro, sentado muy tranquilo arriba de un sillón con toda naturalidad observando los juegos de los gatitos.
Otra de las características de la pintura de Henriëtte Ronner-Knip es la observación de los movimientos, posturas y características de los gatos.
Tiene que haber tenido un profundo conocimiento en la convivencia con ellos para poder reflejarlos con tanta precisión. 

Las escenas maternales, tan frecuentes en las pinturas de Henriëtte Ronner-Knip le otorgan a la cotidianidad hogareña que ella quiere transmitir un toque extra de ternura que las madres gatas siempre tienen con sus crías. 

La convivencia entre los perritos mimados de los interiores de las casas y los gatos siempre es muy auténtica.
Lo vemos cuando nos muestra escenas como la de este cuadro o las rencillas comunes como muestra en otros.

Las muñecas de porcelana ricamente vestidas, eran muy apreciadas en la época, aunque parece que éstas dos lindas gatitas tricolor no lo aprecien.
En el fondo se ve un árbol navideño, lo que supone que esa muñeca sería un regalo, ¡travesuras y más travesuras!

Si en la época de Henriëtte Ronner-Knip hubiera existido la cámara fotográfica, hubiésemos pensado que este tipo de cuadro fue capturado por la cámara.
Indudablemente ella ha tenido una  envidiable memoria  visual para poder plasmar una escena  como ésta  en su tela. 

Raro es un cuadro como éste en donde nos muestra un imponente gato solo y quieto.
Pero esta talentosa pintora nos habla a través de esos ojos y esa expresión.

¿Qué gatito se resistiría a una esterilla?
La pintora parece divertirse con estas travesuras que muestra con mucha ternura.
Dos pequeños perritos "robando" una merienda y un gatito escondido debajo de la mesa esperando su oportunidad, ¡la casa es de ellos!
El Bichón Maltés, el Spaniel y el Spitz peleando con un gato en el invernadero, una escena más que cotidiana y doméstica.

Henriëtte Ronner-Knip se expresaba a través de pintura decorativa, especialista en crear clima, escenarios, de transmitir emoción y sentimientos.
Henriëtte Ronner-Knip debió amar mucho a los gatos para poder transmitir toda la dulzura y delicadeza que expresa esta pintura.

Henriëtte Ronner-Knip ha hecho series de cuadros con los mismos gatos y gatitos, o sea la misma familia gatuna en diferentes momentos.
Esta pintura le sigue a la anterior (hay varias más) en donde muestra las distintas escenas de esa traviesa familia de peludísimos gatitos.
Los fondos que elige la pintora: cortinas de encaje, carpetas bordadas, cucharas de plata, vajilla de porcelana, muebles recamados son los típicos de la época en una familia de una burguesía acomodada.
Dos atrevidos invitándose solos a tomar el te con bizcochos.
La mosca que camina en el borde de esa finísima taza de porcelana y la atenta mirada de ese temible cazador de ojos celeste, hacen prever un gran desastre

¡Ups! esto puede terminar en una pequeña batalla doméstica, entre el Pug de mirada amenazante y su ladero el Caniche/French Poodle con el gato en una actitud (¡tan típica de ellos!)entre prudente y desafiante.
Parece que los dueños de casa tomaron previsiones ya que arriba de la mesa, la comida está resguardada por una campana de cristal a prueba de pequeños gatitos hambrientos y atrevidos.
Una fotografía de la autora en su estudio.

Henriëtte Ronner-Knip nació el 31 mayo de  1821 en Amsterdam, Holanda y falleció el 2 marzo de 1909 en la ciudad de Elsene, Bélgica.
Proveniente de una familia de artistas, fue muy reconocida en su época; sus cuadros se exhiben en muchos museos del mundo.

¡Qué disfruten este video con sus pinturas más emblemáticas! acompañadas de la música del gran Beethoven : Romance N°2 op.50 en Fa Mayor


                           

4 comentarios:

  1. Maravilla de cuadros. ¡Qué post más gratificante! Mañana lo comparto porque ahora me estoy quedando ya dormida sobre el teclado y Rassel me mira con cara de hambre~.~)=

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rassel, próximamente publicaré a otra gran pintora de gatos, totalmente opuesta a ésta, pero igualmente geniales.

      Eliminar
  2. Son unos cuadros preciosos. El arte de pintar me fascina, y si es de gatos más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es tan difícil pintar animales! en las escuelas de arte sólo lo hacen los alumnos de los últimos años. Esta pintora parece que los fotografiara por como capta las actitudes de los mininos.

      Eliminar