Ronroneamos y ronroneamos

PitaPata Cat tickers

jueves, 15 de marzo de 2012

Adaptación del gato





Cuando llevamos un gato a nuestro hogar existirá un período de tiempo que necesitará para adaptarse a él.
Un nuevo territorio (los gatos son extremadamente territoriales),olores, ruidos y personas desconocidas en las que él tendrá que confiar.

Dependerá de las características del gato el tiempo que le insuma en adaptarse al nuevo hogar y de nuestra habilidad para infundirle la confianza y tranquilidad necesaria.
Lo primero que hará apenas llegue a nuestra casa será esconderse en algún lugar hasta que pueda comprobar que el sitio es seguro.
Debemos recordar que el gato no sabe ni entiende porqué está ahí, por lo tanto somos nosotros los que tenemos que, con paciencia y empatía lograr su confianza.
Puede adaptarse de inmediato, tardar unos pocos días o llegar a demandar bastante tiempo.
Si el gatito es procedente de una familia (muchos se pierden)será todo mucho más fácil que si viene de experiencias traumáticas en donde recibió mucho mal trato de parte de los seres humanos; esto le demandará más tiempo para volver a confiar en los humanos.
Un buen truco es comenzar con la comida: ofrecerle algún manjar gatuno irresistible, oloroso y muy apetecible.
Dejárselo bien cerca de donde se escondió, hablarle poco, suavemente y con mucha calma.

Conviene mantener un clima calmo y sereno en casa, con poca gente y evitar ruidos fuertes que puedan asustarlo, por lo menos en los primeros días.
Nunca debemos tratar de sacarlo del lugar en donde se escondió, ya que esto lo aterrorizará y hará que todo sea más complicado, largo y difícil.
Si el gatito se rehúsa a comer, no debemos obligarlo. 
Eso nos indicaría que está en estado de pánico, por lo tanto debemos redoblar la paciencia y darle todo el tiempo necesario.
A medida que pase el tiempo él corroborará que es un lugar sin peligro y en donde puede obtener comida y buen trato, esto lo hará en su propio tiempo
Una vez que ya va tomando confianza, explorará todo su territorio (nuestra casa), pero como el gato es un ser muy curioso, si tiene la oportunidad investigará las afueras de nuestra casa: a través de una ventana abierta, puerta que de a un jardín o la casa de nuestros vecinos.
Esto no es conveniente en lo absoluto, al menos en los primeros días de la adaptación
Si bien lo mejor es que el gato nunca salga a la calle, o visite a nuestros vecinos, nunca debe hacerlo los primeros días, así que, si tenemos un exterior como jardín o terraza pero con la seguridad de que no pueda trasponerla no hay problemas en que corretee por allí.
Todo el tiempo, la paciencia, la dulzura y el buen tino que se emplee en su adaptación se verá recompensado con la mágica presencia de un gato en nuestra casa.
La adopción de un gato adulto son puras ventajas una vez que se logra la adaptación. 
La perfecta compañía que proporciona un gato, su silenciosa presencia, su delicada y elegante prestancia siempre dejará una impronta inolvidable en nuestras vidas.

2 comentarios:

  1. Muy buenos consejos. La mejor receta para la adaptación es el cariño.

    ResponderEliminar
  2. Cuesta que la gente quiera adoptar gatos adultos, ya que requieren de más paciencia y mucho afecto

    ResponderEliminar