Ronroneamos y ronroneamos

PitaPata Cat tickers

viernes, 25 de noviembre de 2011

El SIDA y los Gatos

Nuestros amados gatitos pueden padecer una enfermedad parecida al  Sida humano, comunmente conocido como "el Sida felino"

No es transmisible al ser humano. Los síntomas son iguales a la de las personas.

Esta enfermedad es altamente transmisible entre los gatos, sobre todo en las Colonias de Gatos y los callejeros
El macaco Rhesus es inmune a esta enfermedad, entonces científicos  de la Clínica Mayo en Minnesota, Estados Unidos,  han modificado genéticamente a algunos gatos  para inmunizarlos contra el sida felino, y como este es muy parecido al que ataca a los  seres humanos, se valorará en qué puede ayudar a las personas que padecen esta enfermedad.
Se supone que una modificación genética no ha producido maltrato animal.
Es de esperar que así haya sido, ya que se operó sobre gatos clonados y los cambios se efectuaron en las células embrionarias.
Para seguir el desarrollo del experimento con mayor nitidez, los gatos recibieron un  gen de medusa.
Gracias a él, brillan con un verde fluorescente, esto serviría para evitar someterlo a pruebas y análisis que pueden ser prácticas molestas o dolorosas. 
El virus del Sida Humano
Según las estimaciones de la OMS  habría 40 millones de infectados por el VIH (Virus Inmunodeficiencia Humana)

 Virus de Inmunodeficiencia Felina (VIF)

Castrando a los gatos se logra disminuir esta enfermedad ya que es muy común que los machos no castrados se contagien por las continuas peleas que mantienen por cubrir a las hembras
Hay que saber que un gato que padece esta enfermedad debe tener un estricto control veterinario y que con él puede tener una sobrevida bastante larga y buena.
Al igual que el Sida humano que se ha convertido en una enfermedad crónica, puede sobrellevarse con cuidados médicos y constancia del paciente.
Parece que también han conseguido que las crías de estos gatos modificados genéticamente  hayan heredado esos genes que han modificado en sus padres

sábado, 19 de noviembre de 2011

Cepillar al Gato

Si nosotros disfrutamos de acariciar a nuestro gato, seguramente su cepillado nos resultará muy placentero y relajante.


Debemos respetar siempre su actitud frente al cepillado, es común que le guste por que el gato lo considera una caricia, un mimo.
E
ste lindo minino no parece estar de humor para un suave y relajante cepillado.
También depende si lo acostumbramos de chiquito, si adoptamos un gato adulto debemos proceder siempre de a poco y con cautela para no forzarlo, ya se sabe que a los gatos no les gusta ser obligados a nada.
El cepillado es siempre un procedimiento muy recomendable por varias razones:
.-Si tiene pelo semilargo, se evitan los nudos o el pelo enmarañado.
.-Si tiene pelo corto, se retira el pelo muerto que al limpiarse el gato se traga trayéndole ésto problemas gástricos.
.-En ambos casos sirve para observar si tiene pulgas u otros parásitos, como así también el estado de su piel.
.-Comenzar por las zonas que más le agraden, generalmente es en el cuello, pero nunca en la cara. También puede ser el lomo, como para entrar en confianza.
El tipo de cepillo dependerá del tipo de pelo, siempre debemos utilizar un cepillo suave que no lastime su piel ni que tironee sus pelitos.
Los movimientos deben ser delicados, pacientes y suaves. 
Cuando comienza a ponerse inquieto o molesto en alguna zona, por ejemplo la cola que es el lugar que menos le gusta, volvamos al lugar que más le ha agradado, que seguramente será el cuello.
Este peine metálico es muy útil para los gatitos de pelo corto y sobre todo para las pulgas.

Recordemos que nuestro gato dejará de limpiarse con el esmero que le era habitual, a medida que envejece o cuando está enfermo, por eso es ideal que lo acostumbremos a estas prácticas.
El cepillado nos brindará un pelaje brillante y sano. También evitará que tengamos pelos por toda la casa.
 Pero lo mejor es que reforzará nuestra relación afectiva con él.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Las ventajas de adoptar un gato adulto

Todos nos enternecemos ante un pequeño gatito bebe, más aún si está abandonado y desprotegido


Su extrema vulnerabilidad nos conmueve a querer ayudarlo, cosa que es maravillosa que suceda, pero debemos pensar también que un gatito muy pequeño requiere de tiempo, cuidados y atención.

Tenemos que tener en cuenta la posibilidad de adoptar un gato adulto, darle  otra oportunidad de vida, de una vida tranquila y segura en nuestro hogar.


Los gatos adultos son las más maravillosa mascota que podamos tener:
 se adaptan con facilidad, son autosuficientes, callados, silenciosos, tranquilos, hogareños.

Adoptando un gato adulto no tendremos que encontrarnos con las travesuras que los pequeños suelen hacer y a los que le tendríamos que responder con paciencia y mucha atención:



A los gatitos pequeños les gustan explorar el mundo por lo tanto tendremos que tomar medidas de seguridad para que no se dañe
(lugares donde pueden caerse, cables de electricidad que pueda morder, plantas peligrosas, adornos, etc, etc.)


Si adoptamos un gato adulto nada de esto nos va a preocupar, ya que la mayoría de los gatos adultos que se dan en adopción son procedentes de un hogar que por diversas razones perdieron:




Las razones más comunes son: que se hayan perdido o extraviado, que sus dueños los hayan abandonado (ya sea voluntariamente como son las mudanzas, viajes, etc. o bien involuntariamente como internaciones o fallecimientos de sus dueños).




Estos gatos adultos ya tienen aprendidas las costumbres hogareñas.
Adoptando un gato adulto su futuro dueño ya sabe de antemano cómo será el gato y no sólo en su apariencia sino también en su forma de ser, cosa que no lo sabrá con los gatitos bebes.




Si se va a adoptar a un pequeño gato bebe y hay niños en la casa, esto debería presentar una doble atención sobre los mismos, ya que los gatitos pequeños son muy frágiles para la manipulación de los niños.
Esto obviamente no sucederá con un gato adulto, ya que estos saben cuidarse muy bien de esta circunstancia, y al conocer previamente su carácter podremos obtener un gato adulto bien manso y tranquilo.
SU ÚLTIMA OPORTUNIDAD
Muchos gatos adultos acaban en refugios (si tienen suerte, sino morirán en las calles) por haber sido abandonados o están extraviados y no logran dar con sus dueños.
 Separados de sus seres queridos, rodeados de otros gatos desconocidos, encerrados, enjaulados, confundidos, asustados y deprimidos, para muchos la devastación emocional es enorme. 

Tristemente para los gatos adultos, muchas personas que quieren adoptar son atraídas por los tiernos, adorables y juguetones gatitos bebés.

 Los gatos adultos se quedan allí sentados y miran mientras desfilan muchas familias cariñosas que eligen alegremente a los más dulces bebitos sin siquiera fijarse en ellos.

Los gatitos siempre son fáciles de dar en adopción, cuanto más pequeños mejor; pero para los olvidados y entristecidos gatos adultos que ya tienen su corazón roto, puede que sea su última oportunidad para  tener un hogar cálido y duradero, como aquel que tuvo y que perdió.

Pensemos en adoptar un gato adulto, una vez adaptado a nuestro hogar y a nuestras costumbres, recuperarán la confianza y nos recompensarán con la más bella e intensa de las compañías.