Ronroneamos y ronroneamos

PitaPata Cat tickers

martes, 4 de octubre de 2011

Leyenda: el Trato del Gato con el Diablo

Cuenta la leyenda que hace muchos años hubo un trato entre
 El Gato y el Diablo.
Dice también la leyenda que ese trato continúa hasta el día de hoy....
Es sabido que los Gatos nos acompañan y nos protegen.
También se sabe que el Diablo
 está siempre muy interesado en coleccionar almas para llevárselas a su ardiente hogar.
Cuenta la antigua leyenda que hace muchos años existía una amable y bondadosa persona cuya alma era muy codiciada por los Diablos, pero éstos tenían muchas dificultades para apropiársela, debido a que en la casa había atentos gatos custodiándola.
Incentivado por ese desafío, fue el Jefe de los Diablo en persona,
entró a la casa y al encontrarse con uno de los Gatos desplegó todas sus artimanias para convencerlo que le entregara de inmediato el alma de su ocupante.

El Gato muy tranquilo y despreocupado le propuso un trato:

Si el Diablo le podía contar cuantos pelos tenía en todo su cuerpo, antes del amanecer y decírselo con precisión. Cuando esto ocurra le entregaría el alma de su dueño.
Comenzó el Diablo a contar a toda velocidad y cuando estaba acabando mucho antes de lo pedido por el Gato, este se sacude vigorozamente, perdiendo el Diablo la cuenta y desistiendo de volver a comenzar.
Dice la leyenda que el trato continúa, por eso, de vez en cuando vemos a nuestros gatos mirar algo que nosotros no vemos, seguirlo con la mirada...

También podemos ver cuando se quedan quietos como estatuas y de pronto sacudirse sin encontrar motivos para ello. Es que cada tanto desde los Infiernos nos mandan a alguno de sus empleados para intentarlo nuevamente...
¿Qué pasará en las casa de los Gatitos Sphynx (sin pelo)...?

7 comentarios:

  1. Ese curioso comportamiento,lo he observado también,ven cosas que por mucho que miremos no somos capaces de ver.Muy bueno el relato aunque un tanto breve ,me fascina.Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Es que los gatitos ven en un plano que nosotros no vemos, son así de misteriosos y enigmáticos.
    Te contaré, Fidel, algo curioso que me ocurrió con este Post: lo escribí 3 veces y las 3 veces se me borró sin causa alguna, sin ningún motivo, así que cuando lo reescribí (a testaruda no me gana ni el diablo ¡jajaja!)por última vez, cansada de tanto repetir la historia lo hice lo más sintético posible.
    ¿¿¿Estaría enojado el Sr.Satán por contar su fracaso???¡jajaja! ¿Y mis gatos? ¡¡Durmiendo panza arriba al sol de esta bella y perfumada primavera!! ya se sabe que las siestas gateras son sagradas y ni el mismo diablo sería capaz de interrumpirla ¡faltaba más!

    ResponderEliminar
  3. Ya me parecia demasiado breve la narracion ,tan emocionante como misteriosa,me encanta,asi que son capaces de ver otro plano,genial,que disfrutes la primavera,aqui como tu sabes, la temporada de lluvias marca el invierno , y la temperatura sigue practicomente igual.Saludos de Merlin,y su papi.

    ResponderEliminar
  4. todas las leyendas que he leido de este blog son de las mejores, son todas muy buenas.
    SALUDITOS

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante relato, me ha pasado como a Fidel estaría leyendo horas.
    Es un blog muy completo, me gusta.
    Saluudos!
    No quiero pensar lo de la casa de los sphynx! Pero que suerte que no hay que usar aspirador je!

    ResponderEliminar
  6. Hola Lobita: Tardé en respnderte por un problema que tenía con mi cuenta de Google. Estoy feliz que te hayan gustado las historias ¡¡tengo muchas más!!
    Besitos y ronrones

    ResponderEliminar
  7. Hola Efi: Tardé en responderte por un problema que tenía con mi cuenta de Google.Vos sabés que los gatitos Sphynx son muy delicados en su piel, hay que cuidarlos mucho ya que el pelo es en realidad una protección. ¡¡Lo que ahorran en aspirador lo gastan en cremas ;P!!

    ResponderEliminar