Ronroneamos y ronroneamos

PitaPata Cat tickers

miércoles, 23 de febrero de 2011

Conviviendo con gatos

Es el gato el que nos permite convivir con él


Convivir con uno o más gatos es absolutamente distinto a la convivencia con perros, esto es la primera cosa que tenemos que tener en claro.


Son animales diferentes, especies distintas por lo tanto toda comparación es inútil. La convivencia también tiene características diferentes.
Estos gatitos sí que conviven con un humano muy ordenado


El sentido común, la paciencia y la alegría de su compañía son las tres cosas que debemos considerar en la convivencia armoniosa con un gato.


El gato es un ser muy inteligente y un gran observador, el aprenderá muchas cosas observando y asociando.
Los gatos nos observan siempre, y nos miran a los ojos


El gato desarrollará su vida junto a nuestra compañía como mejor le guste a él, nosotros solamente le pondremos límites a hechos y circunstancias que puedan hacerle daño o ponerlo en peligro, como así también a hechos que nos molesten en nuestra vida hogareña y no estamos dispuestos a permitirle.

Este gatito ¡gatazo! ¿vendrá si lo llamamos?



Debemos tener presente que el gato es un ser solitario, independiente y no es un animal sociable al estilo del perro (aunque disfrute y aún reclame de nuestra compañía).

"Auténticos tigres del jardín" decía sobre los gatos el poeta Jorge Luis Borges

No está en su esquema de comportamiento obedecer órdenes, a no ser que ésta derive en un beneficio directo para él (por ejemplo si le "ordenamos"que se baje de la mesada porque ponemos un platito con leche en el suelo, el gato nos obedecerá, no por que se lo pedimos, sino por lo que le ofrecemos).  
A él le gusta tomar agua del grifo ¿quién se anima a contradecir a un rey?


Un gato jamás hará algo para que nosotros estemos felices o para congraciarse con nosotros ¡¡con su sola presencia basta!! Sus ronrones, sus miradas y sus roces cuerpo a cuerpo ¡es más que suficiente para estos Dioses en forma de gato!

Siempre será el gato el que se acerque a nosotros y nos reclame mimos, atenciones, comida etc, no se debería tomar la iniciativa ya que ellos están receptivos a la comunicación cuando ellos mismos lo deciden.
Una super-star ¿habrá que pedirle un autógrafo?
Y, es probable, las gatas son siempre unas verdaderas divas.

Cuando queremos corregir algo que es incorrecto en su conducta siempre se debe apelar al premio y no al castigo. Esto es cuando hace bien las cosas premiamos con algún manjar exquisito, cosa que relacione determinado comportamiento con una experiencia muy agradable.
Nunca despreciarán las caricias y los mimos, siempre que no sean demasiado invasivas

Por ejemplo si no nos gusta que se suba a la mesada de la cocina, lo bajamos al piso y ahí le ofrecemos ese manjar exclusivo. Ésto hecho una y otra vez conseguirá que haga lo que nosostros queremos.
Estos tres parece que no dudaron nada

Por el contrario cuando hay un comportamiento que queremos desalentar, por ejemplo que mastique las plantas o flores que tenemos, un buen remedio es usar un rociador. El ruido y la rociada es algo muy desagradable para ellos. Con el tiempo y la paciencia necesaria el gato irá asociando los recuerdos positivos y los negativos con gran ductilidad.

¡Bueno, no era éste rociador precisamente! Tampoco quiero decir que esta chica pin up sea un gato

Surte buen efecto también, hacer ruidos fuertes y desagradables con un diario.
Evitar en todo momento los gritos y mucho más los castigos físicos porque ésto sólo servirá para empeorar la situación ya que lo convertirán en un ser hostil, huraño, y desconfiado.

Este es el rociador que yo uso

También tenemos que tener en cuenta lo que queremos mejorar, no deberíamos plantearnos objetivos de difícil realización, como así también conviene recordar que una mascota aburrida (lo mismo sucede con los perritos) puede llegar a realizar todo tipo de tropelías, así que es prudente tener siempre distintos tipos de juguetes o distracciones, sobre todo cuando quedan solos por un período de tiempo un tanto largo.

A este lindo gatito hay que enseñarle que el jarrón con flores no es un buen juguete

Los gatos son seres muy limpios y aprenden con gran facilidad a hacer sus necesidades en las piedritas sanitarias o donde nosotros dispongamos que se hagan, sobre todo cuando ya están castrados que se reduce su sentido territorial, pero si ocasionalmente usa un lugar no apropiado un buen recurso es pasar por ese sitio vinagre, que es un olor que les resulta muy desagradable.
No se le puede reprochar que no sea un gato limpio ¿no?

Convivir con gatos es muy sencillo y placentero, sólo requiere de unos pocos ajustes para que todo marche amorosa y calmadamente.


Ella es una de mis amorosas gatitas, siempre dispuesta a los amores y ronroneos

No hay comentarios:

Publicar un comentario